ÁRBOLES DE LA DEHESA SALMANTINA

La dehesa Salmantina es un paisaje con una hermosa armonía.  Alcornoques, encinas, hierbas y plantas aromáticas prosperan en un ecosistema mantenido por los humanos durante muchos siglos como un lugar de forrajear para el ganado vacuno, ovejas, toros de lidia y cerdos ibéricos.

También es una reserva especialmente importante de plantas aromáticas como el tomillo o el romero y una gran variedad de setas silvestres. Este excepcional hábitat proporciona una dieta natural y equilibrada al cerdo ibérico, clave para conseguir la calidad sensorial del Jamón Ibérico de Bellota.

La dehesa

En la antigüedad, un enorme bosque mediterráneo se extendía por vastas zonas de España. A lo largo de los milenios gran parte del bosque fue talado, pero una gran porción aún sobrevive llamada la dehesa.  Esta antigua dehesa cubre 20.000 kilómetros cuadrados en España y sobre todo en gran parte de Salamanca.

Esta dehesa salpicada de encinas y alcornoques forma un ecosistema con  biodiversivad única, que cubre casi cinco millones de acres del oeste de España y Portugal. Cada árbol tarda entre 30 y 40 años en crecer hasta su madurez y puede vivir durante cientos de años.

Este sistema de dehesa juega un papel esencial para las aves del norte y centro de Europa que invernan en España. Además, la dehesa es vital para la supervivencia de muchas aves nativas españolas, como el águila imperial en peligro de extinción.

La dehesa (enlace a Wikipedia) constituye un extraordinario ecosistema del que el cerdo ibérico es un componente esencial. Es su terreno favorito, así como el hogar de las vacas, las ovejas y los toros de lidia.

La ganadería preserva el antiguo ecosistema despejando los arbolitos y otras plantas que podrían apoderarse de la tierra y crear un hábitat denso y lleno de matorrales.  El ganado juega el papel que en tiempos prehistóricos estaba lleno de ciervos, cerdos salvajes e incluso bisontes.

La combinación de encinas con alcornoques de hoja perenne es fortuita. El alcornoque produce bellotas después de la encina, extendiendo así la fiesta estacional para los animales.

La dehesa y los cerdos ibéricos

El sabor del jamón Ibérico de Bellota está profundamente influenciado por la mezcla de árboles de bellota porque algunos tipos de bellotas son más dulces o tienen niveles más altos de antioxidantes que otros. 

Debido a que las bellotas son una parte tan grande de la dieta de los cerdos Ibéricos, se puede literalmente saborear la diferencia en los jamones de diferentes regiones. Por todos es conocido, que la dehesa Charra es una de las más preferidas para producir después los mejores jamones, y en Muñiz & Palomo (enlace) lo sabemos y así los elaboramos.

Debido a la popularidad del jamón ibérico, este ecosistema especial sigue prosperando. Las bellotas, fruto tanto de la encina como del alcornoque, son una parte esencial de la dieta del cerdo ibérico, aunque los animales también se alimentan de hierbas, arbolitos y legumbres silvestres, contribuyendo de forma decisiva al equilibrio ecológico de su hábitat natural.

Afortunadamente, debido a la popularidad del jamón ibérico de bellota, el valor comercial de la dehesa está ayudando a preservarla del peligro de la sobreproducción.

Tipos de árboles de la dehesa

Aunque popularmente se cree que la bellota es un fruto único de la Encina en las dehesas, no es cierto ya que hay más árboles que nos regalan ese fruto rico en ácido oléico. Estos son los 4 más famosos:

Encina:

Nombre científico: Quercus ilex. Árbol perteneciente a la familia de las fagáceas, de hoja perenne nativo de la región mediterránea que alcanza los 15m. de altura. Extendido por toda la Península Ibérica, es capaz de adaptarse a situaciones extremas de clima y suelo y puede llegar a vivir más de 700 años. Antiguamente se utilizaba para obtener leña y carbón y también para la construcción de barcos. Sus hojas sirven como alimento tanto para el ganado como para la fauna silvestre durante el invierno. Durante los meses de “montanera”, entre octubre y marzo, su fruto, la bellota, constituye la alimentación del cerdo ibérico que pasta en libertad en las dehesas. Las bellotas son ricas en ácido oléico un ácido graso monoinsaturado de la serie Omega 3 y que, a través de la cadena alimenticia, pasa a formar parte de los productos derivados de cerdo Ibérico.

 

Roble:

Nombre científico: Quercus robur. Pertenece a la familia de las fagáceas, de hoja perenne alcanza hasta los 45 m. de altura Además de su uso en la construcción de traviesas de tren, muebles o barcos con su madera se fabrican las barricas para envejecer los mejores vinos del mundo. Sus hojas y corteza son muy ricas en taninos, se usan en fitoterapia por su efecto astringente, ya que tienen una acción cicatrizante, antiinflamatoria y antihemorrágica. Durante los meses de “montanera”, entre octubre y marzo, su fruto, la bellota, constituye la alimentación del cerdo ibérico que pasta en libertad en las dehesas. Las bellotas son ricas en ácido oléico un ácido graso monoinsaturado de la serie Omega 3 y que a través de la cadena alimenticia pasa a formar parte de los productos derivados de cerdo Ibérico.

Alcornoque:

Nombre científico: Quercus Suber. Pertenece a la familia de las fagáceas, nativo de Europa y el Norte de África está extendido por la zona Centro y sur de la Península Ibérica, siendo uno de los componentes del bosque Mediterráneo. El alcornoque como los otros árboles de La Dehesa ayudan a proteger un entorno autosostenible, ya que sus hojas y fruto sirven de alimento a animales migratorios, no migratorios e invernantes. Su madera se ha utilizado desde hace siglos para la fabricación de corcho, se extrae del árbol sin causarle ningún daño y se utiliza en la fabricación de tapones para sellar vinos, cavas y licores. Su Bellota se produce entre los meses de septiembre a enero y se les da el nombre de migueleñas, y constituye la base de la alimentación del cerdo ibérico. Las bellotas son ricas en ácido oléico un ácido graso monoinsaturado de la serie Omega 3 y que a través de la cadena alimenticia pasa a formar parte de los productos derivados de cerdo Ibérico.

Quejigo:

Nombre científico: Quercus Faginea. Típico de zonas de clima mediterráneo de la Península Ibérica y Norte de África, de hoja caduca es una especie autóctona de ese clima y puede alcanzar hasta 20 m.de altura y llegar a vivir hasta 600 años.

Se extiende por Andalucía, Castilla la Mancha y Extremadura. Es una especie que ayuda a restaurar los suelos y evitar su empobrecimiento al regular la infiltración de las precipitaciones. Sus hojas, fruto y madera, como el resto de árboles de La Dehesa han servido para alimentar al ganado y proveer de combustible a sus habitantes. Sus bellotas junto con las del Roble, Alcornoque y Encina sirven como alimento al cerdo ibérico durante los meses de montanera.

Las bellotas

Las bellotas proporcionan alimento a varios animales salvajes, o de otra manera ensuciarían el suelo del bosque y se pudrirían, ya que son demasiado pesadas para dispersarse por el viento.

En cambio, los animales que buscan alimento esparcen la semilla y ayudan a propagar la próxima generación de árboles de bellota. Solo un tipo de árbol produce una bellota, pero esto incluye más de 500 especies individuales.

Una bellota es técnicamente un fruto porque alberga una semilla, pero debido a su dura cáscara exterior se clasifica como una nuez. Esta nuez es específica de los árboles del género Quercus, conocidos colectivamente como robles. Sin embargo, una cosa que todos los árboles del género tienen en común es la capacidad de producir bellotas.

Los costes de producción se duplican cuando se crían cerdos alimentados con bellotas. Esto se debe a que gastan mucha energía al andar, que normalmente se conservaría y se pondría en peso corporal si estuvieran encerrados e inactivos.

Cuanto más ejercicio hace un cerdo, mejor es el veteado del cerdo, pero si crece demasiado rápido puede agotar el veteado. Así que lo suyo es mantener el equilibrio correcto.

Un jamón famoso y posiblemente el de mayor calidad en el mundo es conocido como 'jamón ibérico'. Proveniente de España es conocido por los cerdos que tienen una dieta casi exclusiva de bellotas.

Se ha demostrado que una dieta pesada de bellota se presta a la grasa de cerdo que es alta en grasa insaturada, alta en omega 3 y alta en ácido oleico.  Este perfil nutricional de la grasa de cerdo es muy similar al del aceite de oliva, y así podemos referirnos al cerdo alimentado con bellota como "aceite de oliva en cuatro patas".

Otros beneficios de las bellotas en la dieta de los cerdos incluyen que son una fuente de alimento sostenible. Mientras tengas robles vivos, tendrás bellotas cayendo cada otoño. ¡También son gratis! Solo tienes que invertir tu tiempo en la colección.

Las bellotas también son bajas en azúcar, altas en minerales, vitaminas y fibra. Dependiendo de la variedad de roble, las bellotas pueden tener altos niveles de taninos. Los taninos en sí pueden tener un sabor amargo, pero a los cerdos seguro que no les importa y el amargor no se transmite en el cerdo.

Si te sientes atraído por el magnetismo de la dehesa Salmantina, no dudes en visitarla y saborear los mejores ibéricos. Si hablamos de practicar el ecoturismo, esta es una excelente opción para vincular la pasión por los viajes, la naturaleza y la gastronomía, y tiene nombre propio: la dehesa Salmantina.

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Disfrutar del jamón ibérico loncheado

Disfrutar del jamón ibérico loncheado

Muchos de nosotros preferimos, cada vez, más consumir y disfrutar del jamón ibérico loncheado en packs envasado al vacío por comodidad.
El lomo ibérico

El lomo ibérico

¿Crees que el jamón ibérico es el rey de los ibéricos? Pues tiene sucesor y competencia. Otro de los productos destacados que más gustan, es el lomo ibérico.
Product added to wishlist
Product added to compare.