LA COMPETENCIA DEL JAMÓN IBÉRICO EN EL MUNDO

Todos conocemos de sobra la calidad y el gran producto que es nuestro querido jamón ibérico, pero existen otros lugares donde también han sabido curar las diferentes partes del jamón. Por eso hoy os queremos hablar de la competencia del jamón ibérico en el mundo. 

Y es que, a lo largo de historia, el cerdo se ha repartido por multitud de países, tanto de nuestro entorno, como de países al otro lado del atlántico. 

Vamos a conocer las diferentes técnicas, con resultados diferentes, obviamente, que se producen en otros países, ya sean de nuestro entorno o no. De esta forma quizás podamos apreciar, aún más si cabe, nuestro producto estrella, el jamón ibérico. 

Para conocer un poco algunos de los países donde se ha desarrollado esta industria, tenemos que remontarnos a tiempos de la antigua Roma, donde se descubrieron restos que probaban de la existencia de los perniles de cerdo como alimento que se podía degustar en casas de personajes influyentes o con cierto poder adquisitivo. 

De hecho, llegó a ser tanta la importancia de este producto, que incluso el emperador Adriano mandó acuñar monedas con la imagen del cerdo y de sus patas para conmemorar su importancia. 

Por lo que parece lógico, que, al convertirse en un gran imperio, los cerdos se llevaran a lo largo de todo mundo conquistado, con sus técnicas de conservación. La población que vivió en esas zonas adoptó a este estupendo animal, al que, con el paso del tiempo, fueron aplicando sus propias técnicas de conservación. 

El jamón en Italia

Se comenta que la forma de curar los jamones en este país en época de los romanos, fue importado de la forma que ya existía en Hispania. 

Aquí existía una leyenda, unos pastores se vieron como un jabalí se ahogaba en un lago salado, y asaron su carne. El gran sabor que tenían en especial las patas del cerdo, los llevó a utilizar la técnica de salado en sus propios cerdos. 

En el país de la pizza, podemos encontrar diferentes métodos de curación del jamón, dando como resultado, productos con grandes diferencias en su sabor o su calidad. 

De este modo, no se trata por igual a la pata del jamón en la zona noroeste del Italia, donde el resultado que se obtendrá tras su preparación recibe el nombre de mancha. Se trata de un jamón que se ha deshuesado, y en el proceso de curación se ha recurrido al ahumado. 

O, por ejemplo, en la región de Calabria, tenemos la coppa, en la que se le quita la pezuña y los huesos al jamón, para macerarlo con especias durante varios días. Además, esta pieza de carne se embute en tripa natural para su curación, y una vez finalizado este proceso, se ahúma durante varios días. El resultado es de mayor calidad, comparado con su vecino la mancha. 

Aunque sus mejores productos en cuanto a curaciones de jamones, los encontramos en algunas de sus denominaciones de origen. 

Una de ellas es el jamón de Parma, salado, curado y cubierto con manteca, al que se le quita la pezuña, aunque en un tiempo inferior a los nuestros, lo que les da un sabor más dulce y con un color más rosado. 

Otra de estas denominaciones la tenemos en San Danielle, jamones con denominación de origen, curados igual que nuestros jamones, manteniendo la pezuña, salvo por la utilización de una mezcla de manteca y harina para cubrirlo, llamada sugna. Además, tiene una forma más redondeada debido al recorte que se le hace para darle forma. 

El jamón en Francia 

En cuanto a nuestros vecinos franceses, existen multitud de denominaciones de origen, aunque cabe resaltar el jamón de Bayona. 

En Francia se le denomina jambon cru, y su curado es ligeramente diferente al que hacemos en nuestra tierra. En su caso, se le corta la pezuña y se le reboza en harina de maíz y grasa para su secado. Además, es bastante típico el ahumado del producto, dando como resultado un jamón con un color más rosado y una grasa sin olor. También destaca el jamón de Ardenne.

El jamón en Portugal 

Nuestros compañeros de península también tienen, lógicamente, su propia versión del secado y curado del jamón. 

En este país, con una cultura en algunos aspectos muy parecida a la nuestra, también saben cómo manejar y tratar la estupenda carne del cerdo. 

Además, cuentan con su propia variedad de cerdo ibérico puro, la raza alentejana, que se da en el sur de Portugal, en la zona del Alentejo, donde, además, tanto el clima como la vegetación de la zona ayuda al desarrollo de esta variedad de cerdos. 

Teniendo en cuenta que es limítrofe en el sur con zonas donde se produce un buen jamón, si no que también lo hacen en la zona de la Denominación de Origen de Guijuelo, que es la que tenemos en nuestra zona, hace que cuenten con una materia prima de calidad, para luego generar un producto con las mejores cualidades y calidades. 

En la zona norte, también han desarrollado su propio sistema de curación, dándoles su propio sello a los jamones blancos. 

En este caso, su presunto, que es como denominan al jamón, lo curan con especias, sobre todo pimentón, vino y toques de ahumando, proporcionándole un sabor muy diferente al resto de jamones del país. Además, suelen o deshuesarlo, o retirarles la pezuña. 

Existen muchos países más donde se cura la pata del cerdo, cada uno realizándolo según sus propias tradiciones. Países que van desde Norteamérica, Sudamérica, norte de Europa e incluso China, aunque en ninguno de ellos consiguen la calidad de nuestros jamones. 

Y es que esta calidad está cada vez más reconocida en todo el mundo, siendo considerado ya como un producto delicatessen en muchos casos y al que se le debería cuidar y proteger con más mimo. 

Nuestra tradición, cariño, respeto por el animal y forma de trabajar, nos garantiza unos resultados espectaculares y demandados en todo el mundo, aunque en algunos haya costado más que en otros, o con la excusa de los controles de calidad, hayan intentado reproducir nuestro sabor, sin éxito, obviamente. 

Por eso, si quieres disfrutar del jamón ibérico, no dudes más y hazte con cualquiera de los que tienes en nuestra tienda online. Estamos seguros de que no te arrepentirás. 

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Disfrutar del jamón ibérico loncheado

Disfrutar del jamón ibérico loncheado

Muchos de nosotros preferimos, cada vez, más consumir y disfrutar del jamón ibérico loncheado en packs envasado al vacío por comodidad.
El lomo ibérico

El lomo ibérico

¿Crees que el jamón ibérico es el rey de los ibéricos? Pues tiene sucesor y competencia. Otro de los productos destacados que más gustan, es el lomo ibérico.
Product added to wishlist
Product added to compare.