TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL SALCHICHÓN IBÉRICO

El salchichón es otro de los productos estrella dentro del mundo ibérico, aunque suele quedar un poco a la sombra de otros productos como el jamón o el chorizo. No por esto es menos sabroso, de hecho, es tan exquisito como el lomo, el chorizo e incluso el jamón. 

En las matanzas de nuestro país es uno de los alimentos más típicos y gusta a personas de todas las edades. 

Un poco de historia para empezar 

El origen del salchichón ibérico se remonta a los tiempos del imperio romano, aunque años antes algunas civilizaciones ya utilizaban las tripas de algunos animales (cerdo, vaca, etc) para conservar la carne de la matanza y poder alimentarse durante todo el año. 

Con la llegada del imperio árabe a la península, los embutidos ibéricos cobraron gran importancia y servían como muestra de resistencia al mundo árabe. Fue en el siglo XVI cuando empezaron a elaborarse embutidos de manera más intensiva y a ser reconocidos en el mundo culinario. 

Gracias al descubrimiento de América en el año 1492, llegaron nuevas especias a la península que ayudaron a mejorar el sabor de nuestros embutidos. 

Con el paso de los años y gracias a las nuevas tecnologías, se ha conseguido elaborar los mejores embutidos ibéricos. 

¿Cómo se elabora el salchichón? 

El salchichón ibérico es un embutido curado que se realiza a partir de carne magra de cerdo mezclada con tocino. Para condimentar este embutido se utiliza sobre todo la pimienta negra y la sal, aunque la nuez moscada o el clavo también pueden quedar muy bien y aportar gran sabor. 

Para elaborar este embutido en primer lugar se pica la carne seleccionada (presa, pluma, secreto, etc) y se mezcla junto con el tocino que aportará untuosidad al alimento. 

Se añaden también las especias que hayamos escogido junto con la sal y la pimienta que no pueden faltar para elaborar un buen salchichón ibérico. 

Tras esto, llega el momento de dejarlo ablandar durante un día aproximadamente. Una vez pasado este tiempo, ya podemos embuchar la carne en tripa de cerdo y dejar la pieza secando el tiempo necesario para que el salchichón esté listo. En el proceso de secado es importante dejar las piezas en una sala donde podamos controlar la temperatura para conseguir el resultado deseado. Una vez pasado el tiempo de curación de la pieza, estará lista para comer y disfrutar. 

El salchichón no es tan utilizado en la cocina como el chorizo, sino que se suele comer en forma de tapa o en bocadillos, aunque sin duda, está buenísimo de cualquier manera. 

 

Tipos y variantes del salchichón 

En nuestro país se elaboran distintos tipos de salchichón con la carne del cerdo, todos ellos conocidos y de gran calidad. 

  • En primer lugar tenemos el salchichón de Vic o Llonganissa de Vic, elaborado sobre todo en Barcelona y Gerona. Se utiliza como ingrediente principal la carne del jamón del cerdo y es uno de los salchichones más conocidos en España. El salchichón ibérico se elabora, como su nombre dice, con la carne del cerdo ibérico de gran calidad. El sabor de este embutido es más fuerte y su producción se da sobre todo en Extremadura y Salamanca. 
  • Otro de los más famosos en nuestro país es el salchichón de Aragón, elaborado con la carne del hígado de cerdo lo que hace que tenga una textura más gelatinosa. 
  • El salchichón cular se embute con la parte final del intestino del cerdo, de ahí el término cular. El proceso de curación es distinto, ya que se obtienen piezas más grandes y de mayor peso. Cuando hablamos de salchichón lo primero que se nos viene a la cabeza es sin duda el salchichón elaborado con carne de cerdo ibérico, pero no es la única carne que se utiliza para elaborar este tipo de embutido. Las carnes de otros animales también son perfectas para elaborar este producto, aunque sin duda el salchichón de carne de cerdo ibérico es el más típico y conocido. 
  • El salchichón de jabalí se elabora con la carne de este animal mezclado con la grasa del cerdo debido a que la carne de jabalí es mucho más seca. Al tratarse de carne de caza su sabor es mucho más intenso que el salchichón de carne de cerdo ibérico. 
  • La carne de ciervo mezclada con la de cerdo da como resultado un salchichón más suave y de tonalidad rosada muy sabroso y perfecto para personas que disfrutan de sabores más intensos. 
  • También se ha empezado a popularizar el uso del pavo y el pollo para elaborar salchichones, opciones con un sabor más suaves y con menos grasa.

Si aún no has probado alguno de estos tipos de salchichones, ¿a qué esperas? 

El salchichón por el mundo  

Aunque el salchichón ibérico solo se elabora en nuestro país, es cierto que en resto del mundo se hacen productos similares a él.  En Italia encontramos el salami, muy similar en sabor y apariencia al salchichón. Está elaborado mezclando carne de cerdo y vaca.

En Milán en concreto añaden pimienta y vino blanco a la mezcla de la carne consiguiendo un embutido con un sabor distinto. 

Si nos vamos hasta Francia nos encontramos con el Saucisson (¿no te suena el nombre?) que mezcla la carne del cerdo con otras dando como resultado una variante del salchichón algo diferente. 

En Estados Unidos lo más parecido que podemos encontrar al salchichón es el pepperoni, alimento muy parecido al salami pero con un sabor más picante. En la zona del Norte de África utilizan carnes de cordero o ternera para elaborar sus embutidos. El más tradicional es el conocido como Merguez, especiado con pimienta, ajo y zumaque. 

¿Salchichón o chorizo? 

La respuesta a esta pregunta solo la puede responder el paladar de cada persona, cuestión de gustos. 

Aunque haya personas que no diferencien ambos embutidos, existen diferencias claras en su elaboración y sabor.  Tanto el chorizo como el salchichón se elaboran con la carne magra del cerdo mezclada con especias y posteriormente, se dejan secar las piezas hasta conseguir el resultado que se desea. 

Cuando vemos un producto u otro, la principal diferencia que se puede apreciar es el color del embutido. El salchichón tiene un tono más rosáceo mientras que el chorizo es de color rojizo. 

Si probamos ambos productos, debido a que cada uno se condimenta con especias totalmente distintas (el salchichón con pimienta negra y el chorizo con pimentón), la diferencia es clara. 

En cuanto al periodo de secado, el salchichón necesita más tiempo que el chorizo para conseguir su textura, sabor y punto de curado. 

Si después de leer este post te han entrado ganas de disfrutar de un buen salchichón ibérico, puedes comprar una pieza del mejor salchichón ibérico directamente desde nuestra web, ¡riquísimo! 

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Disfrutar del jamón ibérico loncheado

Disfrutar del jamón ibérico loncheado

Muchos de nosotros preferimos, cada vez, más consumir y disfrutar del jamón ibérico loncheado en packs envasado al vacío por comodidad.
El lomo ibérico

El lomo ibérico

¿Crees que el jamón ibérico es el rey de los ibéricos? Pues tiene sucesor y competencia. Otro de los productos destacados que más gustan, es el lomo ibérico.
Product added to wishlist
Product added to compare.